SINOPSIS

En un posible futuro la ciencia ha conseguido que tengamos implantado en nuestro cerebro un dispositivo que nos permite ver nuestro aparato móvil en tiempo real, sin necesidad de tener ningún objeto o material al alcance. La activación se da por el movimiento de manos, al trazar una serie de líneas en el espacio el cerebro automáticamente dibuja en la mirada una tablet digital. Si desde fuera se pudiese hacer un vídeo/ una foto de personas utilizando sus dispositivos móviles; se vería una serie de cuerpos trazando continuamente líneas en el espacio, hablando solas, mirando al vacío de sus propios pensamientos. Recordándonos que la cordura es tan solo la reproducción de un sistema establecido por la sociedad.